63 aniversario del Estado de Israel.


Un año más de supervivencia, de recargo de energías, de lucha para seguir, de creencia y de fé en lo posible. Un año más de unión entre los pertenecientes mientras otros se unen para descalificar. 

Lamentablemente la palabra Israel se encuentra fácilmente cuando googleamos la palabra “terrorismo” en el buscador. Hace años, décadas y centenares de años es víctima de atentados como práctica ante la ideología de discriminación y antisemitismo. Es triste pensar que en el siglo XXI aún seguimos con una bifurcación entre dos tipos de pensamientos totalmente opuestos y uno, poco racional que deja de lado la idea de coexistir, de consenso y fundamentalmente, de respeto. A pesar que hoy es un día más que festivo en Israel debido a que se cumple el 63 aniversario de su independencia, el Estado israelí hace años, decidió también conmemorar a los que dejan la vida por el país, a los que mueren injustamente, a los que son víctima del terrorismo que sigue vigente a pesar de los años.

El día 2 de mayo se conmemoró el Día del Holocausto y del Heroísmo; en la que se reunieron cientos de judíos de la comunidad de Buenos Aires y de otras regiones y países del mundo para recordar la atrocidad que sucedió entre la mitad de la década del ’30 y del ’40 en Europa Occidental. Pero lo que muchos no saben es que más allá del día estimado para el recuerdo de la Shoá, un día antes del Día de la Independencia de Israel, el país hace sonar las sirenas antiaéreas en las ciudades y todo se calma. Los autos paran, la gente sale, cierra los ojos y respeta. Las docentes dejan la tiza y ya los alumnos no apoyan sus lápices o el bolígrafo en el papel. Las amas de casa, gerentes, empresarios, estaciones de servicio, supermercados, el país más chiquito del mundo con menos superficie que la provincia de Tucumán ubicada en el interior de Argentina se detiene y dedica 5 minutos a la reflexión.

Este día se llama el Yom Ha’Zikaron (Día de los caídos en las guerras) y va dedicado a todo aquel que murió como víctima de algún atentado terrorista, misiles, incendios o bien, los soldados que van obligados al frente de batalla cada año.

Pero un día después todo cambia y el país se llena de banderitas nacionales azules, blancas con la estrella de david en el medio como símbolo nacional. Se festeja que están, que pueden disfrutar de una independencia, del crecimiento económico, tecnológico y social del país. Un ejemplo es que la población asciende a 7.746.000 personas, un 2 por ciento de aumento (150 mil personas) en relación a 2010. En comparación, con el Estado de Israel cuando nació tenía solamente 806 mil habitantes.

Hoy se festejó en el teatro Luna Park un año más de la independencia de Israel. Este acto se realiza año tras año y lo organizan las comunidades judías en Buenos Aires y los clubes judíos. La esplendida magia de la multimedia, la digitalización, la euforia, el blanco y el azul en los chicos y la sonrisa en los padres por ser los acompañantes y porque saben que dejarán en buenas manos las costumbres culturales que encierra esta religión.

Anuncios

Acerca de Sheila 2311

Estudiante de periodismo.
Esta entrada fue publicada en Internacional. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s