Mientras Amy sonrié en español


Como conmemoración del 28º cumpleaños de Amy Winehouse, Micaela Alar, de 20 años, recuerda los aspectos positivos de la cantante.

Micaela Alar tiene 20 años, cuatrosobrinos y su padre la levanta en las madrugadas. El mismo la acompaña unas cuadras mañaneras hasta destino mientras Micaela aprovecha el asiento acolchonado del auto ‘de papá’, como lo llama. Sube al colectivo y empieza su viaje musical. A quienes escucha son artistas pero también personas, incompatiblemente. Así lo afirma: “Hay que separar el artista a la persona. Si compro una silla porque es linda, ¿qué me importa la historia del carpintero?”. Aquella línea divisoria que la estudiante intenta estructurar, le suma puntos de ventaja para el caso de Amy Winehouse, cantautora que hoy estaría cumpliendo sus 28 años. En su camino hacia UCES (Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales) ubicada en Capital Federal, Micaela, con la habilidad justa de los pasajeros con experiencia en viajes en colectivo, trata de conseguir un asiento. Aprovecha para elegir en su repertorio de las 25 canciones más escuchadas a la señorita Winehouse y dice que al escucharla, sólo cierra los ojos y se transporta a los paisajes de las películas londinenses y a aquella ciudad que tiene construida en su imaginación previamente enseñadas hasta las coordenadas de la Universidad de Cambriadge, donde deseó estudiar periodismo.

Cierra los ojos porque “su voz es inigualable y porque sin esfuerzo es capaz de lograr algo lleno de vida y hermoso”, cuenta mientras su voz se apacigua como si pasase una ola de tranquilidad sobre sus palabras. “Amy preparó sus discos con sutileza, no tiró un par de versos sin-sentido al estilo Britney Spears. Sus canciones son sentidas y describen situaciones que me identifican en algunos momentos de mi vida. Sus temas son basados específicamente en su historia y los canta con sentimiento. Eso es lo hermoso”. La londinense logró borrar los pasados de Micaela colmados con Generación Pop, Scratch 8, y hasta Twiggy y Britney Spears. Sin pensarlo, ellos quizá hubieran sido sus colegas; ya que Micaela, dijo que cuando era chica quería ir a participar en Cantaniño pero no fue porque tenía miedo a que se le rían en la cara. Sin embargo, protagonizó un show en las playas marplatenses al compás de la música que escuchaba en su walkman. Recuerda el repertorio y comienza a reírse hasta que empezó a cantar: “Bajo la luz de la luna” o “no está, no está, el perfume de su pelo” de Twiggy, la más destacada de las cantantes cuando no superaba la edad de jardín de infantes.

De pronto se detiene y piensa unos segundos antes de decir:
– ¿Hoy qué es, 14?
– Si.
– Amy estaría cumpliendo sus 28 años.
– ¿La admiraste?
– Si, tenía un talento natural pero como persona se mandó una cagada. Admiro que sea alguien que se ocupaba mucho por los demás, pero paralelamente se descuidó a ella misma. Su entorno la llevó por un mal camino. Quiero decir: no me  gusta ella porque fumaba porro; sino como artista.

Y aquella misma admiración se reduce a los sentimientos que le produce escuchar Valerie, una canción de Winehouse que Micaela la destacó porque la versión de Glee le encanta. Y a partir de esta, formó una escena en su imaginación y la describió: “estoy caminando por las calles de Londres. Camino tranquila mientras escucho sus canciones. Llego a casa (resalta que su casa está ubicada en Londres; no en Buenos Aires) y me saco los auriculares y pienso: qué rápido se fue.”


Anuncios

Acerca de Sheila 2311

Estudiante de periodismo.
Esta entrada fue publicada en Internacional y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s